domingo, 6 de mayo de 2012


Introducción


Los productos conjuntos son dos o más productos que se producen simultáneamente por el mismo proceso hasta uno de “separación”. El punto de separación es aquel en que los productos conjuntos se separan y se vuelven identificables.
Los procesos de producción conjunta resultan en la obtención de dos o más productos al mismo tiempo. Los productos que son conjunto o principales tienen relativamente un importante valor de venta; los subproductos un valor de ventas de menor importancia relativa. Los costos conjuntos deben distribuirse a los productos individuales con fines de información financiera  y sean desarrollado varios métodos  con este objeto, los cuales incluyen método de unidades físicas, promedio ponderado, valor de venta en el punto de separación, valor neto realizable y margen bruto constante.
A menudo no se distribuyen costos conjuntos a los subproductos; pero sus ventas se listan como “otros ingresos” en el estado de resultados o se manejan como crédito en el renglón de ´producción en proceso del producto principal.
La distribución de productos conjuntos puede interferir con la toma de decisiones de la administración; esto es así porque debe incurrirse en costos conjuntos para elaborar todos los productos, de manera que los costos distribuidos no son útiles en las decisiones de producto y de precios; en cambio, los costos de procesamiento posterior, o costos separables, sí se emplean en la toma de decisiones de la administración
Sistema de Costos por Producción Conjunta

Concepto

La producción conjunta es la que se da cuando existen en un mismo proceso productivo más de un producto, que deviene de la misma materia prima. Se trata de una unidad hasta un determinado proceso (punto de separación), a partir del cual surge más de un producto. Esto conlleva la obligación de valuar cada uno de ellos.
Son aquellas, cuya elaboración es continua, por medio de uno o varios procesos, donde, utilizando los mismos materiales, sueldos y salarios, y gastos indirectos, para toda  la producción, surgen artículos de la misma u otra calidad, con características diferentes, independientemente  de la voluntad de la empresa.

Productos principales

Son aquellos artículos cuya elaboración es la función esencial de la Industria y por la cual fue establecida.

Coproductos

Son aquellos artículos o diversos grados de un mismo producto, de importancia relativamente igual, los cuales constituyen normalmente, el principal objeto de la Entidad y cuyas ventas se realizan generalmente en proporciones semejantes.

Subproductos

Son sobrantes que se obtienen en forma permanente y que pueden destinarse a su venta en forma directa, o a un proceso adicional, con la finalidad de obtener nuevos productos, los cuales no son el objeto principal de la Compañía.

Residuos o deshechos

Son residuos de la elaboración, generalmente de poco monto y bajo valor recuperable, e incluso no recuperable.

Desperdicios

Son residuos constantes de la fabricación, de ningún valor de venta y que implican, por el contrario, gastos necesarios para su eliminación.

Contabilización de costos de productos conjuntos

La contabilidad para los costos conjuntos globales de producción (materiales directos, mano de obra directa y costos indirectos) no es diferente de la contabilidad de costos de producto en general; la dificultad radica en la distribución de costos conjuntos a los productos individuales. A pesar de ello, la distribución tiene que hacerse con propósitos de reporte financiero, a fin de valuar el inventario que aparece en el balance y para establecer el ingreso; referida a propósitos de control de costos y toma de decisiones de la administración, su utilidad es menor.
Se necesita una base adecuada de distribución de costos conjuntos a fin de definir un valor para propósitos de control de inventarios. Aunque se hayan hecho  esfuerzos en el pasado con objeto de rastrear individualmente los costos antes del punto de separación hasta los productos producidos, tal  enfoque no tiene significado práctico, ya que los productos conjuntos no pueden fabricarse por separado; así pues, hay que hallar un método de distribución, que aunque sea arbitrario, distribuya los costos sobre una base tan razonable como sea posible. En virtud de que la determinación del método involucra el criterio personal, puede suceder que contadores igualmente competentes lleguen a costos diferentes para el mismo producto.

Características

Los productos conjuntos son dos o más productos que se producen simultáneamente por el mismo proceso hasta uno de “separación“. El punto de separación es aquél en que los productos conjuntos se separan y se vuelven identificables.
Si bien algunos de los productos conjuntos podrían requerir un procesamiento más allá del punto de separación. El punto clave es que los costos conjuntos, la materia prima, mano de obra y costos indirectos incurridos hasta el punto inicial de separación sólo pueden distribuirse al producto final de modo arbitrario.
·         Elaboración continua
·         En uno o varios procesos
·         Utilizan los mismos materiales, sueldos y salarios y gastos indirectos
·         Artículos de la misma u otra calidad
·         Artículos con características diferentes
Los costos conjuntos en la industria tienen 2 características distintas:
1.            Los costos conjuntos en forma de gastos generales o gastos indirectos, que representan el costo de los servicios, que hay necesidad de repartir ordinariamente entre diversas cuentas departamentales.
2.            Los costos conjuntos de producción, cuando el tratamiento de la materia prima da lugar a diversos productos.

Necesidad de separar y distribuir el costo

Los costos pueden ser separables o no separables. Los costos separables se rastrean con facilidad hasta los productos individuales y no ofrecen problema alguno en particular. Si no son separables, deben distribuirse entre varios productos por diversas razones. Tal distribución es arbitraria; esto es, no hay una manera teórica aceptada por todos para determinar cuál producto incurre en qué parte del costo conjunto. En realidad,  todos los productos conjuntos se benefician del costo total conjunto. El objetivo en la distribución de costos conjuntos es definir la manera más apropiada de distribuir un costo que no es realmente separable. ¿Por qué se asignan costos conjuntos? La razón principal es que así lo requieren los reportes financieros (PCGA) y la legislación fiscal.
Existen dos diferencias importantes entre los costos incurridos hasta el punto de separación en situaciones de producción conjunta y los costos indirectos incurridos en productos que se fabrican de manera independiente.
ü  Primero, ciertos costos como materias primas y mano de obra directa (directamente rastreables hasta los productos cuando se fabrican dos o más por separado), se vuelven indirectos e indivisibles cuando se utilizan antes del punto de separación para fabricar productos conjuntos; por ejemplo, si un mineral contiene hierro y zinc, la materia prima en sí es un producto conjunto. Dado que ni zinc ni hierro pueden obtenerse solos antes del punto de separación, los costos relacionados de los procesos de minería, triturado y separación del mineral son costos conjuntos.
ü  Segundo, los costos indirectos de manufactura se vuelven todavía más indirectos en situaciones de productos conjuntos. Considérese la compra de piñas. Una pieza en sí no es un producto conjunto; pero cuando se compran para enlatado, el procesamiento inicial o el pelado deriva en una variedad de productos (cáscara para alimento animal, corte del corazón para jugo o cubos, etc.). El costo de procesamiento  (conversión) hasta el punto de separación, así como el costo original de las piñas, beneficia por igual a todos los productos elaborados hasta el punto. Ambos fenómenos son causados, ya sea porque la materia prima es un producto conjunto o porque el procesamiento resulta en la producción simultánea de más de un producto, o por alguna combinación de ambos factores.

Diferencias y similitudes entre productos conjuntos y subproductos

La diferencia entre productos conjuntos y subproductos radica en la importancia relativa de sus valores de venta. Un subproducto es un producto secundario recuperado en el curso de la manufactura de uno primario; su valor total de venta es relativamente menor que el del producto principal. No es una diferencia muy clara, si no de grado; por ello, la primera distinción que debe establecer un fabricante es determinar si la operación puede caracterizarse como de producción conjunta; luego, habrá que singularizar cualquier subproducto del producto principal  o de los productos conjuntos. Los subproductos pueden caracterizarse por su relación con el producto principal de la siguiente forma:
1.- Resultado de derechos, sobrantes y demás del producto principal en tipos de producción que son esencialmente no de tipo conjunto (por ejemplo, recortes de tela sobrante en las piezas de vestir).
2.- Sobrantes y otro material residual de tipos de producción que son esencialmente conjuntos (por ejemplo, recortes de grasa de canales de carne de res).
3.- Una situación secundaria de producción conjunta (cáscara y desechos de fruta para alimento de animales).

Procedimiento de asignación (enfoque de beneficios recibidos)

Las unidades físicas que expresan aspectos como contenido de calor, volumen o peso, se utilizan para cuantificar los beneficios recibidos; en tanto que los enfoques de valor relativo de mercado se usan a fin de medir la capacidad de los productos individuales conjuntos para absorber los costos conjuntos.
En este método los costos conjuntos se distribuyen entre los productos con base en alguna medida física, misma que puede expresarse en unidades con libras, toneladas, litros o galones, pies, metros, peso atómico y unidades de calor. Si los productos conjuntos no comparten la misma medida física (por ejemplo, un producto se mide en galones y el otro en kilos), tiene que encontrarse un denominador común; es decir, en la contabilidad de vinos las diversas magnitudes (toneladas, galones, barriles y así sucesivamente) se reducen a un denominador común, el galón de graduación normal, que contiene 50% de alcohol por volumen; por eso, un galón de graduación normal es igual a un galón de vino medido de 100 de graduación normal; de manera similar, un licor de 150 de graduación normal contiene 75% de alcohol y es igual a 1.5 galones de graduación normal.
El método de unidades físicas asigna a cada producto conjunto la misma proporción de costo conjunto como le corresponde por la proporción subyacente de unidades.
Método de unidades físicas: se prorratean los costos conjuntos entre los productos sobre la base de la proporción de cada producto del total de las unidades físicas.

Método de promedio ponderado

Con el fin de resolver las dificultades del método de unidades físicas, con frecuencia se asignan factores de ponderación, que incluyen elementos tan diversos como la cantidad de material utilizado, dificultad del proceso de manufactura, tiempo consumido, diferencia en el tiempo de mano de obra utilizada y tamaño de las unidades. Estos factores y sus pesos relativos suelen combinarse en un valor individual, o factor de ponderación. En la industria de enlatado, el factor de ponderación se utiliza en el cálculo de una caja modelo.
Método de promedio ponderado: a cada producto se asigna un factor de ponderación, que se multiplica por el número de unidades. Los costos conjuntos se prorratean entre los productos según su participación en el total de unidades ponderadas.

Distribución basada en el valor relativo de mercado

Muchos contadores consideran que los costos conjuntos deben distribuirse a los productos individuales de acuerdo con su capacidad para soportar los costos conjuntos. La ventaja de este en foque es que tal distribución no produce artículos que resulten constantemente con utilidades o sin ellas.
El enfoque de valor relativo de mercado para la distribución de costos conjuntos es mejor que el enfoque de unidades físicas si existen dos condiciones: 1) pueden modificarse la mezcla física del producto si se incurre en más (o menos) costos totales conjuntos y 2) esta modificación produce un valor de mercado (mayor o menor). En la práctica, aparecen diversas variantes del método de valor relativo de mercado.

Método de valor de venta en el punto de separación

Distribuye los costos conjuntos basándose en la parte proporcional del mercado o valor de venta de cada producto en el punto de separación. Aquí, mientras más alto sea el valor de mercado, mayor será la porción de costo conjunto que se carga al producto. En tanto sean estables los precios en el punto de separación, o las fluctuaciones en precios de diversos productos (no necesariamente en cantidad, pero sí en la tasa de cambio) están sincronizadas, permanecerá constante su respectiva distribución de costos.
Método de valor de venta en el punto de separación: se prorratea el costo conjunto entre los productos según la participación respectiva en el total de ingresos brutos en el punto de separación.

Método de valor neto realizable

Cuando el valor de mercado se utiliza para distribuir costos conjuntos, se trata de valor de mercado en el punto de separación; pero, en ocasiones no está disponible un precio de mercado para los productos individuales en el punto de separación, en cuyo caso cabe usar el método de valor neto realizable. Primero se obtiene un valor hipotético de ventas para cada producto conjunto, sustrayendo todos los costos separables de procesamiento (o más) del valor final de mercado. Esto permite una aproximación del valor de venta es el punto de separación, a continuación se aplica el método de valor neto realizable a fin de prorratear los costos conjuntos basados en la parte de cada producto en el valor hipotético de ventas.
Método del valor neto realizable: los costos conjuntos se prorratean entre los productos según su participación en el ingreso hipotético. El ingreso hipotético se define como el ingreso final por ventas definitivas, menos los costos de procesamiento adicional.

Método de porcentaje de margen bruto constante

El método de valor neto realizable es fácil de aplicar; sin embargo, se asigna toda utilidad al valor hipotético de mercado, en otras palabras, se supone que los costos de procesamiento adicional no tienen valor de utilidades, aun cuando sean cruciales para la venta de los productos. El método de porcentaje de margen bruto constante evita esto al reconocer que los costos se incurren después del punto de separación y que son parte del costo total en el cual se espera obtener utilidades, y distribuye el costo conjunto de manera que el porcentaje de utilidad bruta sea el mismo para cada producto.
Método de margen bruto constante: se retrocede a los costos conjuntos. En primer lugar, se calculan los ingresos globales por ventas menos los costos globales (costos conjuntos más los costos de procesamiento adicional) para obtener la utilidad bruta y el porcentaje de la utilidad bruta. Luego, se evalúa cada producto restando la utilidad bruta del ingreso del producto, de acuerdo con el porcentaje de utilidades brutas globales, y los costos se restan del procesamiento adicional para obtener un remanente, que representa los costos conjuntos asignados.
Método de la relación producción –ventas: A cada producto se asigna un factor de ponderación, igual a su porcentaje de ventas entre su porcentaje de producción. El factor se multiplica por el número de unidades. Los costos conjuntos se prorratean entre los productos según su participación  en el total de unidades ponderadas.


Tratamientos contables de los subproductos

Otros ingresos: método de no costo en que cualquier ingreso por la venta del subproducto se muestra en el estado de ingresos como “otros ingresos”. No se asignan los costos conjuntos al subproducto.
Deducción en el costo del producto principal; método de no costo en que cualquier ingreso de la venta del subproducto se deduce de los costos del producto principal.
Costo de remplazo: método de costeo aplicable cuando el subproducto puede sustituir a otro recurso utilizado en la producción. El subproducto se costea al valor del recurso remplazado.
Precio estándar: método de costeo en que el subproducto se valora a un precio estándar. Está diseñado para evitar las fluctuaciones en el valor del producto secundario.
Prorrateo de costos conjuntos: se puede utilizar cualquiera de los métodos de asignación de costos conjuntos para asignar una porción de los costos conjuntos al subproducto. Este método rara vez se usa en la práctica.

Tratamientos contables de los coproductos

En principal problema que se presenta en la contabilización de los coproductos consiste en la distribución de los costos conjuntos que traen estos productos hasta el momento de su separación. Para resolver esta cuestión, existen varios métodos.
Distribución de acuerdo con el Número de Unidades Producidas. Este método se utiliza cuando los coproductos se contabilizan en términos de la misma unidad de medida, la distribución de costos se puede hacer simplemente con base en el número de unidades fabricadas.
Distribución de acuerdo con: (a) El Número de Unidades Productivas  y (b) Sus Respectivos Precios de Venta Unitarios. En los casos en que los productos se contabilizan de las diferentes unidades de medida o hay una apreciable discrepancia entre  el precio de venta unitario de un producto y el de otro, los costos se distribuyen más equitativamente entre los distintos productos ponderando las unidades producidas con sus respectivos precios de venta.
Distribución de Acuerdo con un  Estado Analítico. Si en una situación dada ninguno de los métodos sugeridos anteriormente se considera del todo apropiado, la compañía puede decidir distribuir los costos con base a un sistema de análisis. Para lograr esto,  se debe hacer un estudio general   de todos los factores que se relacionan  con la fabricación y venta  de cada uno de los productos, factores tales como la deferencias o en tipo de las exigencias de mano de obra (si las hay), deferencias en la dificultad  de la fabricación (si las hay), diferencias  en el peso y volumen  de cada unidad, diferencias de los precios de ventas  y costos de distribución, etc. Este tipo de estudio conducirá a la asignación de puntos (índices) a cada uno de los productos, y los costos de fabricación  se distribuyen luego con base en la ponderación  de los puntos asignados  a cada producto, con el número de unidades producidas.

Conclusión


La producción conjunta es un adecuado sistema de producción que puede servir para hacer diversos artículos o productos que llevan una misma producción y así utilizar costos conjuntos que pueden ser mas provechosos para tener menor costo, y después llevar un proceso de separación en el cual los artículos ya son identificables y se comienza a asignar el costo que le corresponde a cada uno de acuerdo a su transformación. La distribución de estos productos puede interferir en la toma de decisiones ya que los costos que originan una vez ya en su momento de separación pueden ser costos grandes o pequeños que originan tomar una buena decisión de terminar de elaborarlo o no.